Una Visión Distinta

     Una tendencia más realista, más documentalista. Sentimientos y emociones en una instantánea. Una idea que desarrollar y en la que trabajar. E ilusión, mucha ilusión. Así podríamos resumir cómo entiendo la fotografía de bodas. Hace unos años, con el reto de fusionar el fotoperiodismo con una fotografía muy estancada en el tiempo, nació ésta tendencia que muchos profesionales han ido desarrollando y trabajando, y que se conoce como “fotoperiodismo de boda” o “documentalismo de bodas”. Desde mi humilde trabajo, intento seguir esa tendencia, una fotografía real, llena de emociones, de espíritu, de sensualidad y ternura. Una fotografía que nos permita volvernos a emocionar una y otra vez. Algo más que un retrato físico, un retrato emocional. Con mi propio sello personal, con mucha ilusión, pasión y trabajo, intento llevar la idea hasta el más puro fotoperiodismo de bodas.

Os pido confianza

     Os pido que confiéis en mi buen hacer, en mi dedicación, y en mi empeño para que ese día sea recordado de una forma especial en vuestras fotografías. Os pido que me dejéis formar parte en ese día tan especial. Pero no puedo sólo pediros algo a vosotros. También quiero ofreceros algo. Os ofrezco toda mi dedicación, toda mi ilusión y toda mi energía para captar los momentos más bellos de vuestro gran día desde mi objetivo. Os ofrezco un trabajo echo con el corazón y con todo el amor del mundo.

Tu Boda

     El día en que todo el mundo se fija en tí. Eres el centro de atención.  Quieres tenerlo todo atado y bajo control, pero a veces nos agobiamos un poco. Os ponéis nerviosos. Pequeños motivos magnificados. Pero ese agobio no favorece en nada a que recordéis ese día como lo especial que es. No hay que agobiarse. Al final todo saldrá bien y disfrutarás de ese día tan maravilloso. No olvidéis que tiene que ser una gran “fiesta”, la mejor en la que hayáis estado, pero no porque todo tenga que salir a la perfección, sino porque tenéis que disfrutarla, tenéis que estar relajados, disfrutar de vuestra gente y simplemente ser felices. Ese es mi mayor consejo, disfrutad de vuestro día y sed felices.

Dejaos Llevar

     Que todo fluya lo más naturalmente posible. No os dejéis llevar por el qué dirán o por “protocolos” del siglo pasado. Haced lo que os plazca. Organizad vuestra boda como mejor os convenga y os apetezca. Diseñadla de la forma más personal y sed valientes con las decisiones. Por supuesto que los invitados son importantes, pero vosotros lo sois más. Todo aquel que os acompañe ese día estará encantado de hacerlo. Pongáis el menú que pongáis, y os caséis dónde os caséis.

Fotografo en Granada Fotografo de Bodas Fran Menez Logo Entradas

¿Qué os propongo yo?

     Pues algo muy sencillo y a la vez complicado. Aplicad eso también al fotógrafo. Dejad que vuestras fotografías sean fiel reflejo de lo que pasó ese día. Que las fotos de vuestra boda cuenten la historia de ese día. Que hablen solas. Fotografías naturales de boda con las que tener un bonito recuerdo del abrazo de un abuelo, de la emoción de una madre o el abrazo emotivo de un hermano. Una fotografía lo más natural y fiel posible a la realidad de vuestro día. Intentando captar los grandes momentos pero también las pequeñas anécdotas.

¿Cómo trabajas?

     Me preguntan algunas parejas cuando me escriben por email. Pues de una manera muy sencilla. Os acompañaré, casi, durante todo el día. Estando presente durante los preparativos, por ejemplo, pero de una forma un poco más llevadera para vosotros. En la medida que me lo permitáis, mi intención es pasar lo más desapercibido posible, de forma que ni os enteréis de que estoy con vosotros. Simplemente os acompañaré en esos preparativos, donde vosotros marcáis el ritmo. No es necesario que estéis preparados cuando yo llegue, como me preguntáis la mayor parte de las veces. De hecho, lo ideal es que no estéis preparados, de eso se trata.

¿Y el resto de la boda?

     Pues todavía más desapercibido. Estáis con vuestros amigos y familiares. A ellos son a los que tenéis que prestar atención. A mi juicio, y siempre respetando a todos y cada uno de los profesionales que se dedican a éste sector, el fotógrafo no debe ser quien marque tiempos, pautas y protocolos en absoluto. Ha de ser un mero observador del acontecimiento, e interferir lo menos posible. Pero ese es mi punto de vista y mi propuesta. Dejaros ser vosotros mismos y que cada pareja aporte su personalidad al reportaje. Por eso, para mi, cada reportaje es único, cada pareja es diferente.

¿Y los invitados?

     Pues también son protagonistas indirectos, y deben ser parte de vuestro reportaje. Seguro que alguna sonrisa os sacan, algunos más de una.

¿Cómo consigo que os relajéis?

     Pues no es ningún secreto. No soy el único que lo hace y la experiencia cada vez me da más la razón. La cercanía con la pareja, la comunicación real y una sesión de pre boda, harán que sea mucho más fácil para vosotros estar al lado, o frente a una cámara. Sin darle la mayor importancia. Sin que os choque u os moleste mi presencia, y prestándome o no vuestra atención según os plazca el día de vuestra boda. También ha de ser natural el emplear la fotografía como un medio más de diversión ese día, y mirar libremente a cámara si os apetece. ¿Una fotografía mirando a cámara puede ser natural? Sin lugar a dudas. Ahí el mérito lo tendréis vosotros, no yo. Como ya he dicho antes, cada pareja es un mundo, y la actitud frente a la cámara es única.

¿Dónde y Cuándo hacer la pre boda?

     Os aconsejo estar tranquilos, a solas y en contacto con la naturaleza. Las sesiones en ciudad no suelen daros mucha intimidad, y eso se nota en el reportaje. Pero si decidís elegir ciudad, yo apostaría por una época tranquila de turistas, y una sesión entre semana. Si por el contrario os decidís por el campo, dependiendo de qué escenario os guste más tendremos que realizar la sesión en diferentes épocas del año. ¿Os gusta la nieve? Febrero es el mejor mes. ¿Os gusta el verde y el campo en plena esplendor? Pues ya sabéis que de marzo a mayo encontraremos los mejores meses. Y ¿con cuanta antelación a la boda? Simplemente no lo dejéis para última hora. La antelación es lo de menos. La experiencia de la sesión es con lo que debéis quedaros. Al fin y al cabo, estamos “preparando” vuestra actitud para el día de la boda.

     De ésta forma conseguiremos, estoy seguro, que vuestra actitud ante la cámara sea totalmente distinta a la que pensáis que ibais a tener. Con ese puntito de confianza y la compañía de los vuestros, conseguiremos que seáis vosotros mismos ese día, y que podáis tener un reportaje de bodas distinto, con vuestra personalidad y con muchos recuerdos únicos.

     Y ahora, si queréis seguir viendo reportajes de boda  y “fisgonear” en las bodas que he publicado por ahora, podéis entrar en el “Blog sólo bodas“. Os lo recomiendo para haceros finalmente una idea de cómo entiendo esto de la Fotografía de Bodas.

     Pero si tenéis más preguntas o queréis un presupuesto personalizado, no dudéis en escribirme. En el apartado “contacto” tenéis mi email, teléfono y acceso a redes sociales. Contactad conmigo por el medio que prefiráis. y si queréis podemos establecer una cita y conocernos en persona, hablar de todos los detalles que deseéis y ver algunos álbumes de muestra. Toda la información a cerca de álbumes con los que trabajo y soportes digitales, la tenéis en el apartado “Soportes de Entrega“.

     Muchas gracias por dedicar un ratito a leer éste apartado y si lo deseáis… nos vemos en vuestra boda!!!